Hijos de la noche

 Hijos de la noche somos,
despedazados por las garras del tiempo,
malheridos por el eco insoportable
de un silencio perpetuo,
resignados al veneno eterno
de una soledad, que implacable,
nos besa con sus labios muertos.

No hay comentarios:

"Bienvenidos siempre a mi etéreo hogar de tinieblas, lóbrego lugar donde la letra oscura se desangra".
© Poesiaoscurapoesiavampirica.blogspot.com . Todos los derechos reservados en cada uno de los poemas publicados.