Te seguiré esperando, evocando.

 Seguiré esperando
la opacidad de tus ojos lejanos,
tu pupila, ya inalcanzable, en mi pupila.

Seguiré evocando
la ausencia de tu figura,
imposible y difusa
sobre la telaraña del tiempo.

Aquí me quedo
sobre el murmullo hueco
de tu remota voz...
que se empeña en desaparecer
cual aleteo de mariposa moribunda
cayendo al abismo de mi lacrimosa memoria.

No hay comentarios:

"Bienvenidos siempre a mi etéreo hogar de tinieblas, lóbrego lugar donde la letra oscura se desangra".
© Poesiaoscurapoesiavampirica.blogspot.com . Todos los derechos reservados en cada uno de los poemas publicados.