Nada hay, nada queda

Nada hay afuera de mis ojos nublos,
lluviosos de penas que naufragan
mientras el tiempo exhibe su reloj,
macabro compás de arena
que cae en ciénaga...
silencios goteando en el lago negro
donde mis recuerdos se ahogan.

Nada en los cristales, 
opacos y sucios
de años y esperas,
de distancia jamás recorrida,
de paciencia marchita
como la última orquídea
de ese jardín siempre difuso
donde todo lo que existió
queda engullido por la boca feroz
de un rencor que acaba de nacer.

2 comentarios:

Maharet Reina Madre dijo...

Que decir de tus letras Ingrid...Maravillosas...

Ingrid Vort dijo...

Mi querida Reina Maharet muchísimas gracias ¡¡Siempre!!

"Bienvenidos siempre a mi etéreo hogar de tinieblas, lóbrego lugar donde la letra oscura se desangra".
© Poesiaoscurapoesiavampirica.blogspot.com . Todos los derechos reservados en cada uno de los poemas publicados.