Nacimiento de un vampiro

He muerto
y toda la negrura de la noche
pareciera habitar en mis tristes ojos,
he muerto y sin embargo recuerdo...
la nostalgia me embarga
melancolía de luz,
de humanidad,
de sentimiento.

He muerto
y ahora, nada siento
salvo una sed insaciable
y un escozor extraño
que en mis labios
asoma punzante.

He muerto
y  he vuelto....
con el rostro pálido,
sin alma,
sin misericordia
ni lástima,
con el mismísimo infierno
rugiéndome en las entrañas.

He vuelto...
sombra, tiniebla,
perverso,
vampiro eterno
y hambriento.

No hay comentarios:

"Bienvenidos siempre a mi etéreo hogar de tinieblas, lóbrego lugar donde la letra oscura se desangra".
© Poesiaoscurapoesiavampirica.blogspot.com . Todos los derechos reservados en cada uno de los poemas publicados.